Las Perlas y Mikimoto.

Las Perlas y Mikimoto. Mucho antes de que Kokichi Mikimoto se dedicara al cultivo de perlas, los Chinos, ya a finales del siglo 13, comenzaron a introducir imágenes de Buddah hechas de plomo, bajo la mantilla de los moluscos. Las perlas resultantes las usaban como ornamentos personales o, simplemente, como amuletos.


El Cultivo de Perlas y Mikimoto. Una Pasión.

Kokichi Mikimoto tenía una personalidad fuerte y un don especial para la auto-promoción. Fué su visión de futuro y su tesón, lo que le motivó a investigar el cultivo de perlas y sus dotes como vendedor, lo que transformó el experimento arriesgado del cultivo de perlas, en una industria apasionante. Habia nacido en 1858 y ya de muchacho, vendia verduras por el día y en la noche, ayudaba a su padre en la tienda de pasta de arroz.

Experimentó con varios métodos de producción. En Julio de 1893, Mikimoto cosechó sus primeras perlas cultivadas. Eran muy pocas, pero ese fué el momento que esperaba. En el año 1900, llegó a producir 4200 perlas cultivadas. En 1905, una marea roja destruyó 850.000 ostras de sus granjas en Japón. En la adversidad, siguió investigando, pues sabía que conseguiría perlas redondas que todo el Mundo admiraría.

Este famoso emprendedor tuvo que luchar siempre contra falsas alegaciones de que sus perlas eran simplemente imitaciones de las perlas naturales, a pesar de que existían estudios científicos que aseguraban precisamente lo contrario. Aprovechó cualquier oportunidad para promover personalmente sus perlas y estuvo presente en muchas ferias y Exposiciones Mundiales

 En 1935, Japón ya tenía 350 granjas de perlas y producía 10 Millones de perlas cultivadas al año, lo cual originó una caída drástica de los precios.  Mikimoto abrió sus propias tiendas en Tokyo, en el elegante barrio de Ginza, Londres, París, Bombay, China y en varias grandes ciudades de los Estados Unidos, con el objeto de provocar una recuperación de los precios, lo cual consiguió. Siempre buscó la excelencia y llegó a quemar en público toneladas de perlas de baja calidad, lo cual sirvió para darle una gran publicidad a sus famosas perlas.

Murió a los 90 años, en 1954 y en ese momento, sus granjas tenían un stock de ostras de 6 millones de unidades y la industria de las perlas cultivadas daba empleo a más de 100.000 personas. La empresa que él fundó, sigue funcionando hoy en día. Este emprendedor es el precursor de la perlicultura moderna. A él se le debe que toda mujer pueda lucir un bonito collar o unos llamativos pendientes o aretes de perlas a los precios asequibles que se pueden comprar hoy en cualquier lugar del Mundo. Actualmente, sus tiendas todavía existen en las ciudades más importantes, donde se venden las mejores perlas Akoya que existen, incluida la exclusiva variedad Hanadama que son, sencillamente, espectaculares.

El cultivo de las Perlas y Mikimoto siempre estarán unidos por la pasión que este gran impulsor le confirió a la perlicultura moderna, convirtiendo las perlas en lo que realmente son hoy en día : Una Gema incomparable y asequible que millones de mujeres pueden lucir gracias a este extraordinario ser.


Home iperlas.com          cultivo de perlas