Instalaciones de la Granja de Perlas.

Las instalaciones de la Granja de Perlas, varían según la complejidad de la misma, de su tamaño y de su localización.


Una parte de las granjas de perlas de agua dulce o freshwater en China, son pequeñas y sencillas. Son empresas familiares y son el tipo más básico de perlicultura existente hoy día en el mundo. El cultivo de perlas es solamente una de las actividades, entre otras, de la granja. Las perlas son un producto más entre otros. Otros productos pueden incluir el cultivo de arroz, la piscicultura o la avicultura.

En el otro extremo del espectro, existen grandes instalaciones de perlicultura, que incluyen técnicas y equipos punteros. Estas grandes empresas usan tecnologías modernas de aquacultura combinadas con medios sofisticados de investigación con el fin de aumentar la productividad y mejorar la calidad.

La mayor parte de las granjas de perlas está situada entre estos dos extremos.

Las ostras y moluscos productores de perlas gozan de mejor salud y son más productivas en entornos que estén libres de estrés y esta es la razón por la cual muchas de las granjas que producen perlas de agua salada están localizadas en áreas lejanas y apartadas de zonas densamente pobladas, donde apenas existen problemas de contaminación. Este aislamiento requiere, a su vez, que las granjas sean suministradas de materiales, alimentos, etc. desde la base en tierra firme. Asimismo, exige la rotación regular de los empleados, a los cuales, a su vez, hay que proveerles de camarotes habitacionales. Cuanto más lejos esté situada la granja, más cara resulta su operación.

La primera foto nos muestra un barco del Grupo Paspaley y la segunda foto una granja del mismo Grupo en un área remota de Australia, solo accesible por mar.

Barco Prlifero del Grupo Paspaley
Granja en Australia de Paspaley

Foto de pequeña instalación familiar de granja de perlas en China.

Pequeña Granja en China

Diversos Tipos de Instalaciones de la Granja. 

Una granja de perlas de agua salada puede estar situada en edificios en tierra firme o bien en un barco o pontona en alta mar. Ambos tipos requieren grandes infraestructuras que incluyen tanto personal, como instalaciones y equipos.

Las necesidades de los operarios de una granja en tierra firme, incluyen habitaciones, cocinas, comedores, áreas de expansión, generadores eléctricos, alimentos y agua, así como medios de transporte, tanto terrestres como marítimos. Una vez finalizadas las infraestructuras, los empleados se ocupan del mantenimiento y reparaciones de los diferentes equipos necesarios y de sus instalaciones, la cocina, etc. Estos empleados hay que sumarlos a los que se ocupan de la perlicultura de manera específica. Las instalaciones de la Granja de Perlas son complejas y requieren de mantenimiento continuo.

Instalaciones de la Granja. La Sala de Nucleización.

La sala de nucleización es una de las instalaciones de la granja con base en tierra firme. Es la sala donde las ostras son injertadas o nucleizadas. esta sala también es a veces usada como instalación donde se cosechan las perlas. De hecho, en algunas granjas esta sala está montada sobre una plataforma justo encima del agua al fin de minimizar el tiempo que la ostra está fuera del agua. Esta sala debe gozar de medidas higiénicas para garantizar la no contaminación de las ostras durante el proceso de nucleización.

Las granjas basadas en alta mar son menos complejas y menos costosas de operar. Suelen ser compactas necesitando menos empleados y sin edificios alternativos que construir y que mantener.

Muchos granjeros colocan sus ostras en paneles de redes, hechos de cuerda de poliester que cuelgan de marcos metálicos de forma rectángular. En la mayoría de los casos cada ostra tiene su propia "bolsa". Los paneles de red protejen a las ostras de depredadores al tiempo que dejan espacio suficiente a las ostras para filtrar el oxígeno y el plankton del agua.

Otros granjeros mantienen sus ostras en jaulas metálicas, también llamadas nasas, que tienen la misma función que los paneles de cuerda. Otros, sencillamente hacen un agujero en la concha de la ostra por donde pasan una cuerda, la cual va a su vez atada a un cable central de donde cuelgan en el agua. Este método deja a las ostras sin practicamente protección alguna frente a los depredadores, siendo su protección unicamente la propia concha.

  • Fotos 1, 2 y 3 muestran paneles conteniendo ostras, ostras atadas a cuerdas.
  • Foto 4 muestra operarios limpiando conchas de ostras.
Paneles de Ostras en el Mar
Más Ostras en el Mar
Ostras Atadas a Cuerdas en el Mar
Mantenimiento. Limpiando Ostras

Independientemente de como las ostras sean depositadas en el mar, estas deben ser limpiadas a menudo, al objeto de librarlas de algas y hierbas que crecen en la concha. Los paneles pueden facilitar esta tediosa labor que hay que estar llevando a cabo continuamente en la granja. Algunas granjas tienen incluso una máquina limpiadora de ostras sin necesidad de sacar estas de sus paneles, haciendo este trabajo más llevadero.

Independientemente del método usado para mantener las ostras colgadas en el mar, estos deben estar asegurados convenientemente para prevenir que las ostras caigan al fondo. Algunos granjeros atan los paneles, jaulas o redes a boyas flotantes. Otros usan estructuras ancladas al fondo. El amarre debe ser fuerte y seguro para enfrentarse a temporales, corrientes y mareas.

Operarios de la Granja.

Si las instalaciones de la granja son importantes, no lo es menos el contratar al personal adecuado a las necesidades operativas.

Dado que muchas operaciones de perlicultura son pequeñas y modestas, estas generalmente necesitan menos de 10 personas. Otras son mucho mayores y requieren mayor número de empleados. En ambos casos, la necesidad de contratar personal aumenta durante los periodos de más actividad en la granja, como son la época de nucleización y cosecha. Los operarios contratados deben ser polivalentes para llevar a cabo diversas labores. Asimismo, son necesarios técnicos especializados en nucleización de las ostras y en la cosecha de perlas.

Concretamente en las granjas Australianas, se dá empleo temporal a estudiantes y viajeros, durante las épocas pico arriba mencionadas.Siga este enlace para ver donde y como.

El éxito de una granja reside ampliamente en la experiencia y pericia de los técnicos nucleizadores. En los albores del cultivo de perlas, todos los nucleizadores de ostras de agua salada eran Japoneses. En la actualidad, muchos son Chinos y otros son empleados locales que aprendieron bien el oficio. En Japón, tradicionalmente, los técnicos nucleizadores han sido mujeres. En otros Paises, la mayoría de los injertadores o nucleizadores son, mayoritariamente, hombres. Son muchos los años necesarios y miles de ostras injertadas lo que lleva al alto grado de especialización de estos técnicos cualificados.

Los nucleizadores usan equipos especiales para llevar a cabo la delicada operación del injerto. A pesar de que cada operación de injertado sigue los pasos básicos, la mayor parte de estos especialistas ha desarrollado sus propias técnicas, las cuales mantienen como secreto profesional.

Ostras con cuña de madera para abrirlas
Nucleizando Ostras
Nucleizando una Ostra
Sacando una Perla de Ostra de Labio Negro

Instalaciones de la Granja. Licencias y Permisos Gubernamentales Para Comenzar a Operar.

Los perlicultores son dueños o tienen en alquiler la tierra donde sus granjas están situadas. Pero, los atolones, bahías, ríos, lagos y canales, normalmente son de propiedad pública. Esto se traduce en que los granjeros tienen menos control sobre el uso de las aguas que sobre el de la tierra. En la mayoría de los casos, los granjeros deben obtener el permiso de los gobiernos o de sus departamentos correspondientes para poder usar las aguas que albergan sus ostras. Esto significa que tienen que hacer el trabajo administrativo pertinente para poner en marcha las instalaciones de la granja.

Dependiendo del gobierno en cuestión, la propiedad, situación y condiciones de uso, pueden variar significativamente. Por ejemplo, un gobierno puede aplicar restricciones livianas en lugares donde quiere promover el desarrollo y el empleo. Asimismo, los gobiernos suelen imponer restricciones importantes para las instalaciones de la granja, en lugares donde ya existe una industria perlifera bien establecida. Estas restricciones pueden incluir limitaciones en cuanto al número de ostras que los granjeros pueden injertar, o bien regular el número de ostras que pueden criar en los criaderos.

En la mayor parte de las zonas de cultivo, las ostras en estado salvaje son un recurso natural muy valorado. Los correspondientes departamentos gubernamentales suelen decidir sobre las vedas existentes en las diferentes zonas, con el objeto de proteger las especies. Asimismo, pueden también decidir sobre los tamaños máximos requeridos para que las ostras puedan ser "pescadas". Estas protecciones a las especies salvajes son especialmente implementadas en zonas como Australia y la Polinesia Francesa. En resumen, las instalaciones de la granja de Perlas son muy importantes, para el buen funcionamiento de la actividad.

Home iperlas.com          cultivo de perlas.


Home iperlas.com          cultivo de perlas

Home iperlas.com          perlas cultivadas