La Clasificación de las Perlas,
una Garantía de Calidad.

Tanto la clasificacion de las perlas como sus cuidados, son dos garantías de satisfacción, bien sea en el momento de la compra como en el posterior disfrute de sus joyas.

La mejor opción es la de depósitar su confianza en las manos de un profesional, ya sea este un Gemólogo ó bien un Joyero de prestigio, pues ambos, en su momento, se habrán cuidado mucho de elegir el producto que reune los mejores parámetros de calidad, al objeto de satisfacer plenamente las exigencias de sus clientes. Para estos profesionales, es importante el buen hacer.

Son Siete las Características
que Definen la Calidad de una Perla.

  • La clasificacion de las perlas por su tamaño, es el primer factor que influye en el valor de una perla. Cuanto más grande la perla, más valor tiene.
  • El segundo factor de la clasificacion de las perlas, es la forma. Hay muchas formas de perlas, pero son siete, a su vez, las formas más importantes : redondas, semi-redondas, ovaladas, botón, gota, semi-barrocas y, finalmente, barrocas.
  • El tercero, es el color. Este, a su vez, se divide en color básico, Por ej. verde, azul ó amarillo. El tono, color más claro ó más oscuro y La saturación, que es la fuerza ó la intensidad del color. Tradicionalmente, las perlas fueron blancas. Con la aparición de las perlas cultivadas, esto comenzó a cambiar, ya que las distintas especies de ostras y las diferentes zonas de producción, hicieron que el color formara parte del vocabulario de las perlas. El color afecta de manera importante al valor de una perla.
  • La cuarta característica es el lustre. El lustre es la característica más relevante en la clasificación de una perla. Es el factor que marca la diferencia entre las perlas y las demás Gemas.
  • El quinto factor de clasificacion de las perlas es la superficie. Es el estado en que se encuentra la superficie, valga la redundancia, de una perla. Pocas son las perlas que tienen una superficie completamente "limpia" de ralladuras y de alguna "herida". Cuanto más limpia sea la superficie, más valor tiene la perla.
  • El sexto factor, es la calidad del Nácar. Esta está determinada por su espesor y por la regularidad de sus capas.

Séptimo y último factor que influye en la clasificación de las perlas, es el emparejamiento. El emparejamiento es importante cuando se busca la uniformidad de dos ó más perlas  para ser usadas en una pieza de joyería, -por ej. un par de pendientes-, ó bien un collar que sea uniforme

El nácar está estrechamente ligado al lustre de una perla, que, como hemos visto antes, es su cualidad más importante. Cuanta más calidad, más espesor y más regularidad tengan las capas de nácar, mejor interactuará  este con la luz y, por lo tanto, mejor será el lustre.


No Existe un Sistema Universal
Para la Clasificación de las Perlas.

Como con cualquier otro producto que consista en gran variedad de formas, tamaños, colores etc, un sistema normalizado de clasificación también es necesario para el comercio de las perlas. Solamente de esta manera, se podría describir una perla de acuerdo a condiciones y términos previamente establecidos, de manera que tanto vendedor como comprador, pudieran establecer un precio aceptable y justo.

Por desgracia, la industria de las perlas todavía no ha aceptado un sistema de clasificacion universal. En su lugar, el sistema específico usado para clasificar las perlas, depende del Joyero ó del distribuidor en particular. En un futuro próximo se espera que el GIA, (Gemological Institute of America), desarrolle un sistema normalizado de manera que este sea válido para la industria de las perlas en general.

Cuidado de las Perlas.

Hay un dicho que vá así : "Lo último que se pone al salir de casa y lo primero que se quita al llegar a casa, es el collar de perlas." Esto es así, pues las perlas son enemigas de los perfumes, la laca, las cremas y los cosméticos en general.

Es conveniente mantener sus perlas siempre limpias, para lo cual es suficiente pasarles un trapo suave, humedecido. Pero no use núnca ni jabón ni detergente. Una vez limpias, póngalas a secar sobre una toalla. El hilo que se usa para engarzar perlas, puede estirar con la humedad, por lo que no debe tocarse el collar, hasta que esté completamente seco.

Si usa habitualmente su collar de perlas, llévelo a engarzar a un especialista, o bien, aprenda a engarzar perlas Vd. misma, siguiendo este enlace. Cuando note que el hilo de seda comienza a estirar o a deshilacharse, no lo dude, re-engarce su collar o pulsera de perlas. Esta práctica no es cara y menos aun si lo hace Vd. misma y sin duda alargará la vida de sus perlas. Si compra algún producto para la limpieza de sus joyas, asegurese de que es apto para la limpieza de perlas. Lo importante es que no contenga ni detergente ni productos químicos que puedan dañarlas, quitándole lustre al Nácar, ó incluso agujereándolo.

Siguiendo estos sencillos consejos, sus perlas podrán pasar de generación en generación conservando intactas sus principales características.

Hemos querido incluir este apartado del cuidado de las perlas en esta página sobre la clasificacion de las perlas, por considerarlo de sumo interés para Ustedes.


Home iperlas.com          cultivo de perlas